Rejuvenecimientos

Rejuvenecimiento

 

Mirada

  • En el rejuvenecimiento de la mirada tenemos que tener en cuenta la nutrición y la hidratación de la zona periocular para poder suavizar las líneas de expresión, corregir una ojera profunda, elevar la ceja y conseguir unas pestañas largas y tupidas o unas cejas bien dibujadas y tupidas, o una sien tersa con el volumen correcto.

Orejas

  • Las orejas, con la edad, se agrandan y el lóbulo pierde volumen y tersura. Los agujeros de los pendientes aumentan el tamaño y la zona preauricular se arruga. Para solucionar estos problemas basta con la infiltración de ácido hialurónico en el lóbulo inferior de la oreja y en la zona preauricular, técnica sencilla y muy agradecida, aunque a veces es necesaria la cirugía.

Nariz

  • La punta de la nariz, con la edad, se cae; para conseguir que el ángulo entre la nariz y el labio superior aumente y que la punta de la nariz se levante, se deposita un punto de ácido hialurónico o se infiltra un punto de botox en la zona inferior del tabique nasal.

Cuello

  • El cuello se descuelga con la edad, se deshidrata, aparecen arrugas orizontales, aumenta la fuerza de los músculos depresores y el plastima se potencia lo que hace que el óvalo facial tire hacia abajo. También suele acumular grasa en la zona del doble mentón y el perfil resulta antiestético. Para rejuvenecerlo se rehidrata y revitaliza. El Botox funciona atenuando la fuerza de los músculos depresores y la infiltración supercial de productos estimuladores de colágeno, que a su vez se combinan con tratamientos físicos para que el cuello consiga una apariencia más joven.

Mentón

  • Cuando el menton adquiere un aspecto poco uniforme y parece que tiene celulitis es que el tono del músculo mentoniano ha aumentado y la barbilla produce una arruga. Para solucionar estos problemas los tratamientos con mesoterapia con hialurónico y botox en la zona de la arruga se consigue un rejuvenecimiento de la zona de forma sencilla y eficaz.

Comparte!